Para muchas mujeres, someterse una histerectomía (cirugía que consiste en extirpar el útero total o parcialmente) puede ser una experiencia traumática. Ahora, una nueva investigación publicada en la revista Menopause reveló que dicho procedimiento también puede aumentar el riesgo a largo plazo de depresión y ansiedad.

Nuestro estudio muestra que extirpar el útero puede tener más efectos sobre la salud física y mental de lo que se pensaba“, dijo la doctora Shannon Laughlin-Tommaso, autora principal del estudio y ginecóloga de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota (Estados Unidos).

Dado que las mujeres a menudo se hacen una histerectomía a una edad temprana, es importante conocer los riesgos asociados con el procedimiento incluso años después“, resaltó.

La especialista y sus colegas revisaron los registros de salud de casi 2,100 mujeres a quienes les extirparon el útero pero no los ovarios. Con ello, descubrieron que tenían alrededor de un 7% más de riesgo de depresión y un 5% más de riesgo de ansiedad durante los siguientes 30 años.

Según el estudio, las mujeres que se sometieron a una histerectomía entre los 18 y los 35 años mostraron el mayor riesgo (12%) de depresión.

Actualmente, existen varias alternativas a la histerectomía para las mujeres que sufren afecciones ginecológicas benignas, indicó Laughlin-Tommaso.

Tales alternativas deben probarse antes de optar por la histerectomía, especialmente a una edad temprana“, subrayó.

Un segundo estudio, también concretado en la Clínica Mayo y publicado en la misma revista, encontró que 1,653 mujeres en la premenopausia a quienes les extirparon ambos ovarios al momento de la histerectomía y sin diagnóstico de cáncer, tuvieron más probabilidades de sufrir trastornos del estado de ánimo preexistentes, trastornos de ansiedad u otros trastornos de salud mental.

A la mayoría de las mujeres se les removieron los ovarios para prevenir o minimizar el riesgo de cáncer de ovario o de mama.

Podemos decir que las condiciones psicológicas pueden haber jugado un papel importante en la decisión de realizar una histerectomía, con o sin extirpación de los ovarios“, mencionó el doctor Walter Rocca, neurólogo y epidemiólogo en Mayo y autor principal de la investigación.

Comprender las condiciones psiquiátricas que pudieron haber influido en la práctica previa de la histerectomía es crucial para desarrollar estrategias más conservadoras en el futuro“, concluyó.

 

Vía: Health Day News