Las medicinas como el ibuprofeno o la aspirina, que alivian el dolor y la fiebre baja, están entre los medicamentos más utilizados en todo el mundo. Se utilizan sobre todo para el tratamiento de reacciones inflamatorias. Sin embargo, a pesar de su indiscutible efectividad y uso frecuente, todavía no se comprenden por completo los mecanismos subyacentes de estos medicamentos. Además, cuando se toman estos medicamentos recurrentemente, aparecen efectos secundarios graves y, de nuevo, las causas de estos tampoco han podido ser aclaradas lo suficiente.

Ante ello, un equipo de investigación dirigido por la doctora Jana Gerstmeier y el profesor Oliver Werz, de la Universidad de Jena «Friedrich-Schiller» en Alemania, desarrolló un modelo celular con el que pueden encontrar respuestas a estas preguntas. Como reportan los científicos en su trabajo, publicado en la revista especializada The FASEB Journal, pudieron aclarar el efecto complejo de estos compuestos activos administrados sobre la formación de sustancias de señalización endógenas en las células inmunitarias durante una reacción inflamatoria. En el futuro, esto permitirá desarrollar nuevos fármacos activos con menos efectos secundarios. Grupos de trabajo de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) y del Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia) también participaron en la investigación.

Inflamación se produce en dos fases

«La inflamación procede, en términos generales, en dos fases sucesivas«, explicó Markus Werner, estudiante de doctorado de la Cátedra de Química Médica y Farmacéutica de la Universidad de Jena y primer autor del estudio. Durante la fase inicial, las células inmunes tipo ‘M1’ (macrófagos) están activas. Producen sustancias mensajeras inflamatorias (prostaglandinas y leucotrienos) a partir de ácidos grasos insaturados, que desencadenan síntomas típicos como fiebre y dolor. Después de unos días, comienza la segunda fase, en la que se resuelve la inflamación. En esta fase, los macrófagos tipo ‘M2’ están activos, los cuales producen sustancias mensajeras que resuelven la inflamación a partir de ácidos grasos (llamados resolvinas).

«Los fármacos convencionales intervienen por igual en ambas fases«, comentó la doctora Jana Gerstmeier. «Reducen la producción tanto de sustancias mensajeras proinflamatorias como de mediadores que resuelven la inflamación«. Esto alivia la primera reacción inflamatoria aguda, pero al mismo tiempo también dificulta la segunda fase en la que se resuelve la inflamación. «Existe el riesgo de que la inflamación no se detenga y continúe progresando, por lo que se producen enfermedades secundarias«. Idealmente, los medicamentos deberían, por lo tanto, reducir solo la fase aguda, pero no alterar la fase en la que se resuelve la inflamación.

Característica especial de la nueva metodología

El modelo celular recientemente desarrollado permite a los científicos investigar la eficacia de los fármacos en ambas fases inflamatorias. «Para este propósito, utilizamos células inmunitarias humanas (M1 y M2), que tratamos previamente con el medicamento que se va a probar antes de inducir una reacción inflamatoria con bacterias patógenas«, explicó Jana Gerstmeier. Se analizan las sustancias mensajeras liberadas por las células.

La característica especial de la metodología desarrollada es su sensibilidad: las sustancias que resuelven la inflamación de la segunda fase son efectivas en concentraciones aproximadamente 1,000 veces más bajas que las sustancias de señal inflamatoria de la primera fase de inflamación. Se requieren análisis muy sensibles para poder detectar estas sustancias, y el laboratorio de la Universidad de Jena es uno de los pocos laboratorios del mundo en haber dominado esta metodología. Usando un espectrómetro de masas, se detectan varias docenas de moléculas mediadoras que se han liberado y se crea un espectro individual para cada ingrediente activo. Esto permite extraer conclusiones sobre la influencia del fármaco en todo el proceso inflamatorio.

 

Vía: EurekAlert! – American Association for the Advancement of Science