En un estudio internacional dirigido por la Universidad de Bergen, en Noruega, y publicado en la revista International Journal of Epidemiology, investigadores deseaban descubrir cómo el sobrepeso adulto (IMC mayor a 25) y la obesidad (IMC mayor a 30) aumentan el riesgo de diferentes tipos de cáncer.

Recordemos que IMC son las siglas para índice de masa corporal, un método utilizado para estimar la cantidad de grasa corporal que tiene una persona.

El estudio mostró que, para quienes tenían sobrepeso antes de los 40 años, el riesgo de desarrollar cáncer aumentó en:

  • 70 por ciento para el cáncer de endometrio.
  • 58 por ciento para el cáncer de células renales masculino.
  • 29 por ciento para el cáncer de colon masculino.
  • 15 por ciento para todos los cánceres relacionados con la obesidad (ambos sexos).

La obesidad es un factor de riesgo establecido para varios tipos de cáncer. En este estudio, nos hemos centrado en el grado, el momento y la duración del sobrepeso y la obesidad en relación con el riesgo de cáncer“, señaló el profesor Tone Bjørge, del Departamento de Salud Pública Global y Atención Primaria de la Universidad de Bergen.

La obesidad aumenta el riesgo con el paso del tiempo

En el trabajo, los investigadores evaluaron a adultos realizándoles dos o más mediciones, obtenidas con al menos tres años de diferencia, y antes de un posible diagnóstico de cáncer. En promedio, se les dio seguimiento a los individuos durante aproximadamente 18 años.

Los participantes con obesidad (IMC superior a 30) durante el primer y segundo examen de salud tuvieron el mayor riesgo de desarrollar cáncer relacionado con la obesidad, en comparación con los participantes que tenían un IMC normal.

El riesgo aumentó en un 64 por ciento para los participantes masculinos y 48 por ciento para las mujeres“, subrayó Bjørge.

Evitar a toda costa el aumento de peso

La obesidad es un desafío global y está asociada con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer. Los resultados del estudio muestran que los adultos con sobrepeso y obesidad tienen un mayor riesgo de cáncer posmenopáusico de mama, endometrio, de células renales y de colon.

Nuestro mensaje clave es que prevenir el aumento de peso sería una estrategia importante de salud pública para reducir el riesgo de cáncer“, enfatizó Bjørge.

Hechos:

Los investigadores utilizaron datos de 220,000 personas del estudio Me-Can, con participantes de Noruega, Suecia y Austria.

Los datos de los exámenes de salud, incluida la información sobre la altura y el peso, se vincularon con los datos de los registros nacionales de cáncer.

27,881 individuos fueron diagnosticados con cáncer durante el seguimiento; de ellos, 9,761 (35 por ciento) estaban relacionados con la obesidad.

 

Vía: Science Daily