Llevar a cabo la diálisis peritoneal a través de un riñón artificial portátil automatizado podría eliminar eficazmente las toxinas de la sangre de los pacientes con insuficiencia renal. Los resultados de este trabajo se presentaron durante la ASN Kidney Week 2019, que tuvo lugar a lo largo de esta semana y concluyó hoy 10 de noviembre en el Centro de Convenciones Walter E. Washington, en Washington, DC (Estados Unidos).

Los científicos que idearon el dispositivo, al cual denominaron Riñón Artificial Usable Automatizado (AWAK, por sus siglas en inglés), actualmente están probando su potencial en los tratamientos de diálisis peritoneal (DP), lo que permitiría realizar diálisis sobre la marcha, superando el desafío de largas horas de terapia y conexión a grandes máquinas de diálisis. Una tecnología regenerativa de absorción presente en la terapia de DP con AWAK permite administrar diálisis en dosis altas con un bajo volumen de solución de diálisis. La tecnología regenera y reconstituye el líquido de diálisis utilizado en líquido fresco mientras elimina las toxinas.

En un primer estudio en humanos, 15 participantes se sometieron a más de 100 sesiones de DP con AWAK. No hubo eventos adversos graves hasta 1 mes después del tratamiento, y las sesiones de DP con AWAK fueron efectivas para eliminar las sustancias de desecho de la sangre.

La tecnología absorbente regenerativa utilizada en el dispositivo AWAK es una innovación con el potencial de revolucionar la forma en que se ha realizado la diálisis peritoneal en los últimos 40 años, aportando portabilidad y flexibilidad de tratamiento“, dijo la investigadora principal Marjorie Foo Wai Yin, del Hospital General de Singapur. “Esta tecnología también ayuda a reducir los desechos y a ahorrar recursos al reutilizar los fluidos de diálisis“.

 

Vía: Science Daily