• La Alianza Mundial contra las Enfermedades no Transmisibles representa la suma de esfuerzos entre el Instituto Carlos Slim de la Salud y la Fundación Lilly
• Expertos seleccionaron cuatro modelos de diferentes regiones para formar parte de la alianza, entre ellos, el modelo CASALUD del Instituto Carlos Slim de la Salud.

Este 7 de agosto se llevó a cabo el lanzamiento en México de la Alianza Mundial contra las Enfermedades no Transmisibles, que representa la suma de esfuerzos entre elInstituto Carlos Slim de la Salud y la Fundación Lilly, para documentar con evidencia científica el impacto del modelo de atención denominado ‘Casalud’, desarrollado por el Instituto Carlos Slim de la Salud. CASALUD es un modelo innovador para impulsar la prevención y la detección oportuna, y mejorar la calidad de vida de las personas que viven con obesidad, hipertensión, diabetes y daño renal. Esto también permitirá perfeccionar el modelo, alcanzar una mayor expansión e incidir en la redefinición de las políticas públicas. Para ello, el Instituto y The Lilly Partnership aportarán en conjunto diez millones de dólares.

Con la presencia de autoridades de Salud, tanto del gobierno federal como de gobiernos estatales, además de importantes investigadores y profesionales de la salud, las organizaciones dieron a conocer la estrategia que seguirá esta Alianza Global en nuestro país.

“Este es un programa de Responsabilidad Social con alcance internacional, en el que este departamento de Lilly aporta su experiencia en el tratamiento de enfermedades crónicas como la Diabetes, para desarrollar y fortalecer de manera conjunta con organizaciones civiles líderes, modelos integrales de atención que generen beneficios palpables para la sociedad en países como México, Brasil, Sudáfrica y la India”, apuntó Bart Peterson, Vicepresidente Senior de Eli Lilly & Co.

Este programa invertirá 30 millones de dólares para beneficio de la población que padece enfermedades crónicas como la Diabetes, en los cuatro países participantes.

Se busca que mediante la Alianza, se desarrolle un sistema de evaluación robusto para la operación del modelo ‘Casalud’ a través de sus cuatro pilares fundamentales: a) infraestructura física, b) suministro oportuno y adecuado de medicamentos y exámenes de laboratorio, c) fortalecimiento de capital humano, y d) innovaciones tecnológicas y de conectividad.

El trabajo que día con día realizan fundaciones e instituciones no lucrativas, sería prácticamente imposible si no fuera por estas alianzas estratégicas en las que se apoyan para proveer beneficios en salud a quienes más lo necesitan. Por ello, desde su fundación, el Instituto Carlos Slim de la Salud ha trabajado fructíferamente en alianzas con instituciones públicas, como la Secretaría de Salud Federal y las Secretarías de Salud estatales, la industria farmacéutica, instituciones académicas y otras organizaciones de la sociedad civil.

En México, la Diabetes se ha convertido en la primera causa de muerte con 84 mil casos al año y con un costo en tratamientos superior a los 8 mil millones de dólares según datos del Instituto Nacional de Salud Pública. Se estima que son más de 7 millones de mexicanos los que padecen esta enfermedad, y cerca de 400 mil nuevos casos se registran al año .

Desde hace varios años la Organización Mundial de la Salud había alertado sobre la imperiosa necesidad de atender las enfermedades no transmisibles. Ante este gran reto y como respuesta a la problemática, el Instituto Carlos Slim de la Salud desarrolló el innovador modelo CASALUD.

Al respecto el Lic. Slim señaló: “Estamos conscientes del enorme y creciente desafío que representan las enfermedades no transmisibles. Pero con alianzas como ésta, es como se hace frente común para resolver los problemas de salud más importantes y cumplir así con el objetivo que desde su fundación tiene el Instituto Carlos Slim de la Salud: que más personas vivan más y mejor.” 

Los objetivos principales de CASALUD, son la prevención, la detección oportuna y la mejora en la atención que reciben los pacientes con enfermedades no transmisibles en las unidades de salud de primer contacto. Para funcionar, el Modelo CASALUD se basa en cuatro pilares:

  • La disponibilidad de infraestructura física y humana apropiada.
  • El impulso al abasto adecuado de insumos y pruebas de laboratorio.
  • El fortalecimiento del capital humano.
  • El diseño de innovaciones tecnológicas y de conectividad.

Es importante destacar el componente de innovación tecnológica, transversal a estos cuatro pilares del modelo:

  • Gracias a la conectividad se puede conocer en tiempo real el abasto de medicamentos e insumos de laboratorio en cada unidad médica y así poder garantizar su disponibilidad.
  • Se llega a cientos de profesionales de la salud, muchos de ellos en unidades remotas, con conocimientos de vanguardia necesarios para proporcionar una atención de calidad.
  • Esta tecnología también permite extender la atención desde la unidad de salud hasta la casa, fomentando el autocuidado y la corresponsabilidad. De ahí el nombre de CASALUD.

Asimismo y como objetivo central de la Alianza Global Contra las Enfermedades No Transmisibles, se pretende asegurar que el modelo CASALUD de atención integral sea sustentable y replicable, de tal forma que en el futuro pueda ser utilizado como un modelo de atención a la salud que brinde beneficios en diversas partes del mundo.