El síndrome de Tourette es un trastorno del desarrollo neurológico que afecta a muchos adolescentes, el cual se caracteriza por movimientos repetitivos o vocalizaciones conocidas como tics. En un estudio reciente concretado por investigadores de la Universidad de Yale (Estados Unidos), se capacitó a adolescentes con dicho síndrome para controlar sus tics mediante una técnica de imagen que permite a los pacientes controlar la función de su propio cerebro en tiempo real.

El trabajo se publicó en la revista Biological Psychiatry.

La investigación utilizó neurofeedback de resonancia magnética funcional en tiempo real (rt-fMRI-NF, por sus siglas en inglés), que es una técnica relativamente nueva con un gran potencial para tratar los trastornos neuropsiquiátricos; así lo indicó Michelle Hampson, autora principal y profesora asociada del Departamento de Radiología e Imagen para Biomedicina. “Es una intervención no invasiva basada en la neurociencia para entrenar la función del cerebro humano hacia patrones más saludables“, señaló Hampson.

Aunque los científicos han explorado la utilidad clínica de esta técnica en el tratamiento de afecciones como la depresión y la enfermedad de Parkinson, esta es la primera vez que se ha probado como una intervención clínica para el síndrome de Tourette.

El estudio incluyó a personas con síndrome de Tourette de 11 a 19 años que mostraban una cierta frecuencia de tics según lo medido por la escala de gravedad global de tic de Yale. Se asignó a los sujetos la actividad de subir y bajar de forma alternada para observar el área motora suplementaria, una región del cerebro asociada con tics en el síndrome de Tourette, la cual se les mostró como un gráfico en tiempo real durante los escaneos cerebrales. Los investigadores hallaron una reducción significativa de los tics en los pacientes durante el entrenamiento, que excedió las mejoras de los síntomas en una condición control (la condición control fue diseñada para inducir efectos similares de placebo y motivación, pero no involucró neurofeedback real), lo que sugiere que el neurofeedback puede ser útil para tratar los síntomas de Tourette.

Los tratamientos actualmente disponibles para los tics en el síndrome de Tourette incluyen terapia conductual y productos farmacéuticos, pero no todos responden a este régimen. “Es el primer estudio de esta índole que muestra que la rt-fMRI-NF tiene potencial como tratamiento para el síndrome de Tourette“, dijo Denis Sukhodolsky, coautor y profesor asociado en el Centro de Estudio Infantiles de Yale. Aunque fue un estudio en etapa temprana con un tamaño de muestra pequeño, sus prometedores resultados deberían alentar a realizar más investigación, subrayaron los investigadores.

 

Vía: Yale News