Una nueva clase de radiofármacos ha demostrado ser eficaz en la identificación no invasiva de casi 30 tipos de tumores malignos, según una investigación publicada recientemente en la revista The Journal of Nuclear Medicine. Utilizando tomografía por emisión de positrones 68Ga-FAPI/tomografía computarizada (PET/TC), los científicos pudieron obtener imágenes de una amplia variedad de tumores con una captación y contraste de imagen muy altos, allanando el camino para nuevas aplicaciones en cuanto a la caracterización, estadificación (determinar la extensión y gravedad del cáncer) y el tratamiento de los tumores.

El radiotrazador 68Ga-FAPI se dirige a los fibroblastos asociados con el cáncer, que pueden contribuir hasta con el 90 por ciento de la masa de un tumor. Muchos fibroblastos asociados con el cáncer difieren de los fibroblastos normales por su expresión específica de la proteína de activación de los fibroblastos, o FAP. Los inhibidores específicos de FAP se desarrollaron por primera vez como fármacos anticancerosos convencionales; ahora, se han convertido en radiofármacos dirigidos a tumores.

En el nuevo estudio, los investigadores utilizaron la PET/TC para obtener imágenes de 80 pacientes con 28 tipos diferentes de cáncer, con el objetivo de cuantificar la captación de 68Ga-FAPI en cánceres primarios, metastásicos o recurrentes. Todos los pacientes fueron referidos para diagnósticos experimentales por sus oncólogos tratantes porque se enfrentaban a un desafío de diagnóstico insatisfecho que no podía resolverse adecuadamente con los métodos estándar. La actividad inyectada para los exámenes 68Ga-FAPI fue de 122-312 MBq (el becquerel [Bq] es la unidad que mide la actividad radioactiva)​, y las exploraciones PET se iniciaron una hora después de la inyección. La captación del marcador tumoral se midió mediante SUVmean y SUVmax.

Todos los pacientes toleraron bien el examen. Como la media, la mediana y el rango de 68Ga-FAPI de SUV (siglas en inglés para “semicuan-tificación de la concentración del radiofármaco en unidadesestandarizadas de valor”) en tumores primarios y lesiones metastásicas no difirieron significativamente, los investigadores analizaron todos los resultados en un grupo.

La SUVmax promedio más alto (SUVmax >12) se encontró en sarcoma, cáncer de esófago, de mama, colangiocarcinoma y cáncer de pulmón. La menor captación de 68Ga-FAPI (SUVmáx promedio <6) se observó en feocromocitoma, células renales, tiroides diferenciadas, quistes adenoides y cánceres gástricos. La SUVmax promedio de cáncer hepatocelular, colorrectal, cabeza-cuello, ovario, pancreático y de próstata fue intermedio (SUVmax 6-12). Además, las relaciones tumor-antecedentes médicos fueron tres veces más altas en el grupo intermedio y seis veces más en el grupo de captación de alta intensidad, lo que resultó en un alto contraste de imagen y una excelente delimitación del tumor.

La extraordinariamente alta captación de 68Ga-FAPI lo hace útil para muchos tipos de cáncer, especialmente en los casos en que la PET/TC con 18F-FDG tradicional se enfrenta a limitaciones“, dijo Uwe Haberkorn, profesor de medicina nuclear en el Hospital Universitario de Heidelberg y en Centro Alemán de Investigación sobre el Cáncer en Heidelberg, Alemania. “Por ejemplo, los sarcomas de bajo grado generalmente tienen una baja captación de 18F-FDG, causando un solapamiento entre las lesiones benignas y malignas. En el cáncer de mama, la PET/TC con 18F-FDG se usa comúnmente en la recurrencia, pero generalmente no se recomienda para la estadificación inicial. Y para el cáncer de esófago, la PET/TC con 18F-FDG a menudo tiene una sensibilidad baja a moderada para la estadificación de los ganglios linfáticos“.

A diferencia de la 18F-FDG PET/CT, la 68Ga-FAPI PET/CT puede realizarse sin preparación específica del paciente, como ayunar o reclinarse durante el tiempo de absorción. Esta es una ventaja operacional potencial para 68Ga-FAPI PET/CT, ya que mejora la comodidad del paciente y acelera el flujo de trabajo.

Según Haberkorn, 68Ga-FAPI ofrece la posibilidad de un enfoque terapéutico en el futuro. “Los fibroblastos asociados con el cáncer se han descrito como inmunosupresores y como resistencia a la quimioterapia, lo que los convierte en objetivos atractivos para las terapias de combinación“, explicó. “Debido a que los marcadores 68Ga-FAPI contienen el DOTA-quelante universal, es posible marcarlos con radionúclidos terapéuticos cuya vida media se ajusta al tiempo de retención tumoral de la molécula portadora. Ya que se ha observado que el marcador se acumula en varios entidades tumorales importantes, podría haber un gran campo de aplicación terapéutica para ser evaluado en el futuro“.

 

Vía: Science Daily