Una nueva investigación muestra que el deterioro muscular causado por el envejecimiento y ciertas enfermedades podría retardarse drásticamente al detener una reacción en cadena que daña las células.

El estudio reveló los pasos previamente desconocidos por los cuales la disfunción de las mitocondrias, las llamadas “centrales eléctricas” de las células, dañan la salud de los músculos y conducen a la atrofia (desgaste).

El equipo de científicos, de las universidades de Exeter y Nottingham, en Reino Unido, y de la Universidad de Tohoku en Japón, demostró que la inhibición de varias etapas de este proceso suprimía la atrofia muscular.

La investigación se llevó a cabo en la especie de gusano llamada Caenorhabditis elegans, recientemente utilizada en un estudio muscular en la Estación Espacial Internacional porque sus células musculares se parecen a las de los humanos.

La disfunción mitocondrial es una característica clave de varias enfermedades musculares, pero los tratamientos actualmente son limitados“, dijo el doctor Timothy Etheridge, de la Universidad de Exeter.

Nuestra investigación muestra que la disfunción mitocondrial hace que el calcio se acumule en las células, lo que a su vez activa las enzimas que degradan el colágeno.

El colágeno es vital para dar estructura al exterior de las células, por lo que la degradación del colágeno desestabiliza el músculo.

En este estudio, utilizamos fármacos experimentales para inhibir las enzimas que degradan el colágeno, y los resultados muestran una disminución en esta atrofia muscular causada por mitocondrias disfuncionales.

Encontramos el mismo efecto en los gusanos utilizados para modelar la distrofia muscular de Duchenne, que causa una debilidad muscular grave“.

Se requiere más investigación, pero los hallazgos aumentan la posibilidad de crear nuevas terapias para retrasar la atrofia muscular causada por el envejecimiento y condiciones como la distrofia muscular de Duchenne.

 

Vía: Science Daily