Gracias a una tecnología no invasiva y de bajo costo que estimula el crecimiento del cabello, la cual es autoría de ingenieros de la Universidad de Wisconsin-Madison (Estados Unidos), revertir la calvicie en el futuro podría ser tan fácil como ponerse una gorra

Creo que esta será una solución muy práctica para la regeneración del cabello“, aseguró Xudong Wang, profesor de ciencia e ingeniería de materiales en UW-Madison.

La descripción de la tecnología se publicó mediante un artículo en la revista ACS Nano.

Basada en dispositivos que recolectan energía del movimiento diario del cuerpo, esta nueva tecnología de crecimiento del cabello estimula la piel con pulsos eléctricos suaves y de baja frecuencia, que inducen a los folículos inactivos a reactivar la producción de cabello.

Los dispositivos no hacen que los folículos pilosos broten nuevamente en una piel suave, más bien reactivan las estructuras productoras de cabello que han quedado inactivas. Esto significa que podrían usarse como una intervención para las personas en las primeras etapas de la calvicie de patrón, pero no otorgarían mechones en cascada a alguien que ha sido tan calvo como una bola de billar durante varios años.

Debido a que los aparatos funcionan con el movimiento del usuario, no requieren una batería voluminosa o componentes electrónicos complicados. De hecho, son tan discretos que pueden usarse dentro de una gorra de béisbol cotidiana.

Wang es un experto mundial en el diseño y creación de dispositivos de recolección de energía. Ha sido pionero en vendajes eléctricos que estimulan la cicatrización de heridas y creador de un implante para bajar de peso que utiliza electricidad suave para engañar al estómago y, de esa forma, hacer que la persona se sienta satisfecha.

La tecnología de crecimiento capilar se basa en una premisa similar: los dispositivos pequeños llamados nanogeneradores recolectan energía pasivamente de los movimientos diarios y luego transmiten pulsos eléctricos de baja frecuencia hacia la piel. Esta suave estimulación eléctrica hace que los folículos inactivos se “despierten”.

Las estimulaciones eléctricas pueden ayudar a muchas funciones corporales distintas“, indicó Wang. “Pero antes de nuestro trabajo no existía una solución realmente buena para dispositivos de bajo perfil que otorguen estimulaciones suaves pero efectivas“.

Como los pulsos eléctricos son increíblemente suaves y no penetran más profundo que las capas más externas del cuero cabelludo, los dispositivos no parecen causar ningún efecto secundario desagradable. Lo anterior representa una marcada ventaja sobre otros tratamientos para la calvicie, como por ejemplo algunos medicamentos, que conllevan riesgos de disfunción sexual, depresión y ansiedad.

Además, en pruebas paralelas en ratones carentes de pelo, los dispositivos estimularon el crecimiento del cabello con la misma eficacia que dos compuestos diferentes que se encuentran en los medicamentos para la calvicie.

Es un sistema autoactivado, muy simple y fácil de usar“, destacó Wang. “La energía es muy baja, por lo que causará efectos secundarios mínimos“.

Los investigadores ya patentaron el prototipo con la Wisconsin Alumni Research Foundation, y esperan concretar pronto las pruebas en humanos.

 

Vía: University of Wisconsin-Madison