Científicos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Guadalajara, crearon una prueba genética que permite conocer la predisposición a la diabetes tipo 2 y a la obesidad a través de la saliva, utilizando un dispositivo no invasivo.

XplorADN, nombre de la prueba, identifica variaciones en el material genético mediante la detección de pequeños cambios llamados polimorfismos que pueden indicar características únicas del ADN de cada persona.

Gerardo Velasco Gutiérrez, uno de los investigadores del ITESM, explicó que la prueba se envía al paciente mediante una página en línea. El usuario debe seguir las instrucciones para otorgar dos mililitros de saliva que deben enviarse al laboratorio.

Una vez que nos llega la muestra, la sometemos a un proceso simple de análisis de ADN y muestra los resultados de la prevalencia de obesidad y/o diabetes, dijo el especialista.

Por su parte, María del Carmen Velasco Rendón, parte del equipo científico del Departamento de Bioingeniería, indicó que cuando se obtienen los resultados de XplorADN, se envía un informe al paciente con recomendaciones generales sobre dieta, actividad física y más. Por ejemplo, si existe una predisposición a la diabetes tipo 2, la aparición de la enfermedad puede retrasarse hasta 10 años haciendo una series de cambios en el estilo de vida.

Debido al desarrollo tecnológico, los cinco investigadores a cargo de la prueba crearon una empresa de medicina preventiva y genética con el mismo nombre de su herramienta de diagnóstico, para mejorar la calidad de vida de la población.

La doctora Velasco Rendón, presidenta de la compañía, resaltó que XplorADN es un producto 100% mexicano, y agregó que están en conversaciones con una asociación de pediatría para buscar un método que permita realizar la prueba en recién nacidos y saber si sufrirán de obesidad y/o diabetes.

Esto es solo la primera etapa, a futuro se pueden detectar bajo el mismo principio el cáncer, cardiopatías u otro tipo de afectaciones“, concluyó la investigadora.

 

Vía: Tecnológico de Monterrey / Agencia ID