Una nueva investigación publicada en la revista The Lancet: Public Health, reveló que la menopausia antes de los 50 años pone a las mujeres en mayor riesgo de enfermedades cardíacas no fatales, y cuanto antes se presente la menopausia, mayor es el riesgo.

Los autores analizaron datos de más de 300,000 mujeres que formaron parte de 15 estudios alrededor del mundo, y encontraron que aquellas que alcanzaron la menopausia antes de los 50 años tuvieron más probabilidades de desarrollar un problema cardíaco no mortal, como infarto, angina o evento cerebrovascular.

Las mujeres menores de 40 años que experimentaron menopausia prematura tuvieron casi el doble de probabilidades de sufrir un evento cardiovascular no mortal antes de los 60 años, en comparación con las mujeres que alcanzaron la menopausia entre los 50 y 51 años, etapa considerada el período de desarrollo estándar“, dijo Gita Mishra, profesora en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Queensland, en Australia, y autora principal del estudio. 

Mishra añadió que las mujeres que ingresaron a la menopausia entre los 40 y 44 años mostraron un 40% más de probabilidades de padecer una afección cardíaca.

Estudios previos han demostrado la existencia de un vínculo entre la menopausia temprana y los problemas cardíacos fatales, subrayaron los autores.

La relación con los eventos cardiovasculares no fatales no estaba clara, hasta ahora“, apuntó Mishra. “Fumar, tener sobrepeso u obesidad y contar con un menor nivel educativo, también pueden fortalecer el vínculo entre la menopausia precoz y el riesgo de enfermedad cardiovascular de una mujer“.

Los resultados tienen implicaciones clínicas y de salud pública significativas, así lo indicó Dongshan Zhu,  líder del estudio y candidato al doctorado en salud pública de la citada universidad.

Identificar a las mujeres con menopausia temprana brinda una oportunidad para que los médicos trabajen con sus pacientes y, de esa forma, puedan monitorear y controlar activamente los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares“, enfatizó Zhu. “El diagnóstico clínico temprano ayudaría a mejorar la salud cardiovascular general en los años posmenopáusicos“.

 

Vía: Health Day News