El cáncer de páncreas es uno de los cánceres más difíciles de vencer. Pero una nueva investigación sugiere que identificar la genética del cáncer pancreático en pacientes individuales podría mejorar la supervivencia de algunos de ellos.

La tasa de supervivencia a cinco años para los pacientes con cáncer de páncreas es inferior al 9 por ciento. Una de las razones por las que esta enfermedad tiene una elevada mortalidad es que muchos pacientes son diagnosticados en una etapa tardía y, a menudo, con tumores inoperables.

En ciertos casos, los medicamentos de quimioterapia existentes podrían reducir los tumores pancreáticos si la afección se diagnostica a tiempo.

Ahora, en un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), se analizaron los genomas de cerca de 3,600 muestras de tumores pancreáticos de todo el mundo. En el 17 por ciento de estas, la genética sugirió que el tumor respondería a los medicamentos de quimioterapia existentes.

El equipo también halló evidencia de genes hereditarios —incluidos algunos de la familia BRCA asociados con el cáncer de mama— que pueden aumentar el riesgo de cáncer de páncreas en toda una familia.

La gente ha estado buscando estos marcadores durante mucho tiempo, y nuestro estudio muestra que es posible dividir a los pacientes con cáncer de páncreas en diferentes grupos de tratamiento“, dijo el doctor y autor principal Nathan Bahary, profesor asociado de medicina en dicha casa de estudios.

Por su parte, el doctor Aatur Singhi, profesor asistente de patología y también autor principal, señaló que cada cáncer pancreático es diferente. El desarrollo de un perfil molecular del tumor de cada paciente podría ayudar a determinar los mejores tratamientos, indicó.

En lugar de dar a los pacientes la misma quimioterapia a ciegas, queremos adaptar la quimioterapia de un paciente a su tipo de tumor. Un enfoque de talla única no va a funcionar. Por lo tanto, nos gustaría que el perfil molecular se convierta en un estándar de atención para los pacientes con cáncer de páncreas“, subrayó Singhi en comunicado de prensa.

El trabajo se publicó recientemente en la revista Gastroenterology.

Singhi y sus colegas desarrollaron previamente una prueba que permite evaluar quistes pancreáticos comunes e identificar cuáles podrían progresar a cáncer. Estos biomarcadores recién descubiertos podrían añadirse a la prueba, que ya se encuentra en uso en varias instituciones.

 

Vía: Health Day News