Un equipo multiinstitucional dirigido por científicos de la Facultad de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas Skaggs de la Universidad de California en San Diego, descubrió que un medicamento utilizado para tratar la leucemia mieloide crónica es más efectivo para detener un tipo de meduloblastoma en modelos de ratón que los tratamientos existentes para este tumor cerebral pediátrico mortal.

El trabajo, publicado recientemente en la revista PLOS One, revela cómo el uso de un solo medicamento, en este caso nilotinib, se dirige específicamente a las células cancerosas que tienen una activación anormal de un sistema de comunicación celular, llamado vía Hedgehog, a través de dos mecanismos distintos, haciéndolo más efectivo y menos tóxico que la combinación de fármacos.

Descubrimos una actividad previamente desconocida de nilotinib que puede aprovecharse para tratar una buena parte de los casos de meduloblastoma, un tipo de cáncer cerebral infantil“, dijo el doctor y autor principal Ruben Abagyan, profesor de la Facultad de Farmacia Skaggs. “Si bien se requiere más investigación, este producto farmacéutico podría usarse para varios tipos de cáncer con una vía de señalización celular hiperactiva“.

Varios tipos de carcinoma de células basales, leucemia mieloide, rabdomiosarcoma, adenocarcinoma pancreático, glioblastoma y un tercio de los casos de meduloblastoma generan un deterioro en la vía de señalización Hedgehog, un sistema celular clave que regula el desarrollo embrionario y la regeneración de los tejidos en adultos. Como resultado de dicho deterioro, las células cancerosas producen en exceso un receptor de superficie celular llamado Smoothened. Las neoplasias malignas con esta anormalidad representan una cuarta parte de todas las muertes por cáncer, subrayó Abagyan.

Solo una fracción de los pacientes con este subtipo de meduloblastoma responde bien a las terapias actuales que únicamente se dirigen a Smoothened“, comentó Abagyan. “Sabiendo que la desregulación de la vía Hedgehog es importante para el mantenimiento de las células madre de cáncer, y que juega un papel crítico en varios tipos de cáncer, queríamos encontrar un solo fármaco que inhibiera esta vía, además de varias otras actividades esenciales contra el cáncer“.

En el estudio, Abagyan y su equipo hallaron que los ratones con tumores de meduloblastoma humano tuvieron un crecimiento tumoral reducido y no se produjo resistencia a los medicamentos. Nilotinib inhibe simultáneamente Smoothened y a varias proteínas quinasas críticas para el crecimiento tumoral.

El nilotinib ya es una terapia aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para la leucemia mieloide crónica con un perfil de seguridad, convirtiéndolo en un buen candidato terapéutico ya sea solo o en combinación con cirugía, radioterapia y quimioterapia, finalizaron los autores.

 

Vía: Science Daily