Científicos suizos se dieron a la tarea de investigar la composición variable del cáncer y las células inmunitarias en más de cien tumores de mama. De esta forma, hallaron que los tumores agresivos a menudo están dominados por un solo tipo de célula tumoral. Si ciertas células inmunitarias también están presentes, una terapia inmunológica podría ser exitosa para un grupo específico de pacientes con cáncer de mama.

Cada año, más de 1.7 millones de mujeres en todo el mundo son diagnosticadas con cáncer de mama, y ​​la enfermedad termina fatalmente en alrededor de medio millón de pacientes. En la lucha contra el cáncer de mama, se están realizando investigaciones sobre nuevos enfoques terapéuticos que están diseñados para atacar las células cancerosas con mayor precisión y también para activar el sistema inmunitario asociado con el tumor. Hasta ahora, sin embargo, poco se sabe sobre los diferentes cánceres y células inmunes presentes en un tumor, y en qué se diferencian de paciente a paciente.

Citometría de masas desenreda la diversidad de las células

Johanna Wagner, de la Universidad de Zurich, unió fuerzas con Marianna Rapsomaniki de IBM Research en Rüschlikon y el Patient Tumor Bank of Hope para usar citometría de masas con la finalidad de examinar varios millones de células inmunes y de cáncer de 140 pacientes, como base para crear un atlas de tumores y células inmunes. “Al usar esta tecnología, pudimos examinar la diversidad de células de cáncer de mama con gran precisión y describir cuántos tipos diferentes de células cancerosas están presentes en un tumor“, explicó Wagner, quien está trabajando en su doctorado bajo la supervisión de Bernd Bodenmiller, profesor en el nuevo Departamento de Biomedicina Cuantitativa de la citada universidad, cuyo grupo se especializa en el análisis de precisión de medicina de tejidos.

Paralelamente, también analizaron los macrófagos y las células T del sistema inmunitario asociados al tumor, los cuales podrían atacar a este último pero también protegerlo. Si el sistema inmunitario activado lanza un ataque exitoso, las células de cáncer de mama se destruyen. Pero si se desactivan las células inmunitarias cercanas, las células de cáncer de mama sobreviven al ataque.

Cada tumor es único en cuanto a su composición celular

Los investigadores descubrieron que la suposición anterior de que una mayor diversidad de células tumorales estaba presente en tumores más agresivos era falsa. Los tumores más agresivos en la mayoría de los casos están dominados por un solo tipo de célula tumoral, que a menudo muestra un alto grado de anomalía. “Cada tumor que observamos era único en términos de su composición celular, que variaba de paciente a paciente. Esta podría ser una de las razones por las que tenemos tantas dificultades para tratar el cáncer de mama“, dijo Wagner.

Pacientes con cáncer de mama podrían beneficiarse de la terapia inmunológica

Al mismo tiempo, los científicos descubrieron similitudes en el sistema inmune asociado a tumores entre los tumores agresivos. Entre un grupo de pacientes con cáncer de mama, encontraron una acumulación de células inmunes inactivas que se activaron con éxito con la terapia inmunológica para combatir el cáncer de pulmón y de piel. Esto incluyó pacientes que anteriormente no se consideraban candidatas adecuadas para la terapia inmunológica contra el cáncer de mama.

Por lo tanto, un análisis completo de todo el cáncer de un tumor y de las células inmunes asociadas podría ser una buena base para diseñar terapias en medicina de precisión. “Nuestros hallazgos sugieren que la terapia inmunológica posiblemente funcione para el cáncer de mama. Estaremos haciendo más estudios al respecto, y si tienen éxito se extenderán a un ensayo clínico“, aseguró Bodenmiller.

 

Vía: Science Daily