Investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore (Estados Unidos) desarrollaron una herramienta capaz de pronosticar el riesgo de enfermedad renal durante los próximos cinco años con un cálculo simple. El avance se publicó recientemente en la revista Journal of the American Medical Association.

Con las ecuaciones de riesgo que hemos desarrollado, los médicos deberían poder determinar con alta precisión quién desarrollará o no la enfermedad renal crónica en los próximos años, y nuestros análisis sugieren que pueden mantener tal precisión en una variedad de entornos clínicos a nivel mundial“, destacó el doctor Josef Coresh, profesor e investigador en el departamento de epidemiología de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins.

El nuevo cálculo utiliza una combinación de factores que incluyen la edad, la presión arterial alta y la diabetes para predecir la probabilidad de que alguien desarrolle una enfermedad renal crónica.

La calculadora ayudaría a los médicos a identificar a los pacientes con mayor riesgo de enfermedad renal, quienes se beneficiarían más del tratamiento temprano, subrayaron los autores.

Aunque la enfermedad renal crónica es una afección progresiva, los investigadores indicaron que su progresión puede ralentizarse o detenerse si se detecta en etapas tempranas.

En el nuevo trabajo, el equipo de Coresh utilizó datos de más de 5 millones de personas de 28 países. Utilizando tales datos, desarrollaron una ecuación que utiliza factores de riesgo conocidos de enfermedad renal crónica, los cuales podrían ser aprovechados por los médicos para predecir qué pacientes se encuentran en riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica.

El análisis de los puntajes de riesgo predichos por las ecuaciones fue lo suficientemente preciso como para ser utilizado clínicamente, afirmaron los investigadores.

La calculadora reveló una gran precisión cuando se utilizó con otro grupo de más de 2 millones de personas.

 

Vía: Health Day News