Científicos de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) descubrieron un compuesto en el café que podría combinarse con la cafeína para combatir la enfermedad de Parkinson y la demencia de cuerpos de Lewy, dos enfermedades progresivas y actualmente incurables vinculadas con la degeneración cerebral.

El hallazgo, publicado recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, sugiere que estos dos compuestos combinados podrían convertirse en una opción terapéutica para retardar la degeneración cerebral.

La autora principal, M. Maral Mouradian, directora del Instituto de Neurología Terapéutica de la Escuela de Medicina Robert Wood Johnson de Rutgers, y profesora de neurología, dijo que una investigación previa había demostrado que tomar café puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Mientras que la cafeína tradicionalmente ha sido acreditada como agente protector especial del café, los granos de café contienen más de mil compuestos poco conocidos.

El estudio de Rutgers se centró en un derivado de ácido graso del neurotransmisor serotonina, llamado EHT (Eicosanoil-5-hidroxitriptamida), que se encuentra en el recubrimiento ceroso del grano. Los investigadores descubrieron que el EHT protege a los cerebros de ratones contra la acumulación anormal de proteínas asociada con la enfermedad de Parkinson y la demencia de cuerpos de Lewy.

En la nueva investigación, el equipo de Mouradian se preguntó si el EHT y la cafeína podrían trabajar juntos para brindar una mayor protección al cerebro. De esta forma, administraron en los ratones pequeñas dosis de cafeína o EHT por separado y en combinación. Cada compuesto por sí solo no fue efectivo, pero cuando se administraron juntos, incrementaron la actividad de un catalizador que ayuda a prevenir la acumulación de proteínas dañinas en el cerebro. Esto sugiere que la combinación de EHT y cafeína puede retardar o detener la progresión de estas enfermedades. Los tratamientos actuales solo abordan los síntomas de la enfermedad de Parkinson, pero no protegen contra la degeneración cerebral.

Mouradian dijo que se necesita más investigación para determinar las cantidades adecuadas y la proporción de EHT y cafeína necesaria para el efecto protector en las personas.

EHT es un compuesto que se encuentra en varios tipos de café, pero la cantidad varía. Es importante que se determine la cantidad y la proporción adecuadas para que las personas no tomen un exceso de cafeína, ya que eso puede tener consecuencias negativas para la salud«, concluyó.

 

Vía: Rutgers Today