Un equipo de científicos británicos identificó nuevos subtipos de células que, cuando interactúan, aceleran el proceso de cicatrización en hígados enfermos. El hallazgo representa un avance en la lucha contra la enfermedad hepática.

Los expertos creen que al comprender mejor cómo se comportan tales células, podrían desarrollar más rápidamente nuevos tratamientos contra las enfermedades hepáticas.

La enfermedad del hígado suele ocurrir como resultado de una serie de afecciones que incluyen obesidad, exceso de alcohol, infecciones virales, enfermedades autoinmunes o trastornos genéticos.

El daño a largo plazo conduce a la formación de tejido cicatricial dentro del hígado, que eventualmente ocasiona insuficiencia hepática. Actualmente no existen tratamientos disponibles para prevenir o revertir la condición.

Con base en lo anterior, investigadores de la Universidad de Edimburgo, en Escocia (Reino Unido), utilizaron una nueva tecnología llamada secuenciación de ARN de células individuales para estudiar la cicatrización del hígado en alta definición.

De esta forma, descubrieron subtipos de tres células clave: glóbulos blancos llamados macrófagos, células endoteliales, que recubren los vasos sanguíneos, y células formadoras de cicatrices conocidas como miofibroblastos.

El trabajo, publicado en la revista Nature, contribuyó a la iniciativa Human Cell Atlas, un programa global diseñado para crear un mapa de referencia integral de todas las células del cuerpo humano.

El doctor Prakash Ramachandran, científico clínico del Consejo de Investigación Médica de Reino Unido (MRC) en el Centro de Investigación sobre Inflamación de la Universidad de Edimburgo, y Consultor Especialista en Hígado en la Royal Infirmary de Edimburgo, comentó: “Identificar nuevos tratamientos para la cicatrización del hígado es crítico para abordar la epidemia de enfermedad hepática que enfrentamos actualmente. Por primera vez, ahora tenemos una comprensión profunda sobre cómo se comportan las células y hablan entre sí en los hígados enfermos y, lo que es más importante, de qué forma podríamos bloquear su actividad y aprovechar dicho bloqueo como tratamiento para la cicatrización del hígado“.

Por su parte, el profesor Neil Henderson, investigador principal de la Fundación Wellcome Trust, también en el Centro de Investigación sobre Inflamación, y consultor especialista en hígado de la Royal Infirmary de Edimburgo, agregó: “Usar esta nueva tecnología nos ha permitido estudiar la cicatrización del hígado humano en alta definición por primera vez. Esperamos que este nuevo enfoque de vanguardia acelere rápidamente el descubrimiento de nuevos tratamientos muy necesarios para los pacientes con enfermedad hepática“.

Finalmente, la doctora Sarah Teichmann, del Instituto Wellcome Sanger, de la Universidad de Cambridge, y copresidenta del Comité Organizador del Human Cell Atlas, destacó: “El descubrimiento de tres nuevos subtipos de células involucradas en la cicatrización del hígado humano es otro momento importante en la lucha contra la enfermedad hepática y para la iniciativa Human Cell Atlas. Los datos ahora están disponibles públicamente para que otros investigadores los utilicen y se convertirán en un gran recurso a medida que intentemos abordar esta epidemia“.

 

Vía: EurekAlert! – American Association for the Advancement of Science