En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA, que se celebra hoy 1 de diciembre, se dieron a conocer los resultados de un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), el cual revela que los niños nacidos de mujeres en terapia contra el VIH que reciben el medicamento efavirenz mostraron de 2 a 2.5 veces más probabilidades de desarrollar microcefalia (cabeza de tamaño pequeño), en comparación con los niños nacidos de mujeres que fueron tratadas con otros medicamentos antirretrovirales. Asimismo, el trabajo mostró que los niños con microcefalia tuvieron un mayor riesgo de retrasos en el desarrollo, en comparación con los niños cuya cabeza era de tamaño normal.

El trabajo se publicó en la revista The Lancet.

Nuestros hallazgos resaltan la importancia de tener alternativas a la terapia combinada con efavirenz para mujeres embarazadas con VIH“, dijo Rohan Hazra, jefe de la Rama de Enfermedades Infecciosas Maternas y Pediátricas del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de los NIH.

Los investigadores analizaron datos de un estudio de seguimiento de más de 3,000 bebés nacidos de mujeres en terapia contra el VIH durante su embarazo. En un estudio previo, las circunferencias de la cabeza de los niños se midieron periódicamente desde los 6 meses de edad hasta los 5-7 años.

Para el estudio actual, los investigadores utilizaron dos sistemas para clasificar el crecimiento de la cabeza de los niños. El primer sistema de clasificación combinó los estándares desarrollados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del citado país para niños menores de 3 años con las Nellhaus Charts, un conjunto de estándares antiguo para niños mayores de 3 años. Para el segundo sistema, los expertos consultaron las Nellhaus Charts desde el nacimiento hasta los 18 años.

Según los estándares de Nellhaus, los niños cuyas madres se encontraban en regímenes que contenían el medicamento efavirenz tuvieron más del doble de probabilidades de desarrollar microcefalia, en comparación con los niños cuyas madres recibían otros regímenes de tratamiento. Según los estándares combinados de Nellhaus-CDC, los niños expuestos a efavirenz en el útero tuvieron cerca de 2.5 veces más probabilidades de desarrollar microcefalia. Según los estándares de Nellhaus, los niños con microcefalia también obtuvieron puntuaciones más bajas en las pruebas estandarizadas de desarrollo infantil a las edades de 1 y 5 años.

De los 141 niños expuestos a efavirenz en el útero, 14 (9.9%) tuvieron microcefalia, en comparación con 142 de 2,842 que no estuvieron expuestos a efavirenz (5%).

Los investigadores notaron que la exposición a otros tipos de terapias contra el VIH no se asoció con un mayor riesgo de microcefalia.

 

Vía: Science Daily