Un nuevo estudio encontró que los suplementos de vitamina D no previenen la diabetes tipo 2 en aquellas personas con mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Algunas investigaciones han sugerido que los bajos niveles de vitamina D podrían aumentar las probabilidades de desarrollar diabetes, y que tener niveles elevados de este nutriente podría evitarlo, pero los recientes resultados arrojan agua fría sobre estas suposiciones.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos, evaluó a más de 2,400 personas de 30 años o más. Los investigadores asignaron al azar a la mitad de ellas para que tomaran 4,000 unidades al día de vitamina D, mientras que el resto recibió un placebo.

Después de casi tres años, el 24.2% de quienes tomaron vitamina D desarrollaron diabetes, al igual que el 26.7% de los que tomaron el placebo. Esta diferencia no es estadísticamente significativa, dijeron los investigadores.

Además del tamaño del estudio, una de sus fortalezas principales es la diversidad de sus participantes, que nos permitió examinar el efecto de la vitamina D en una gran variedad de personas“, destacó el doctor Anastassios Pittas,  autor principal del trabajo, profesor y codirector del Centro de Diabetes y Lípidos en el Centro Médico de la Universidad de Tufts, en Boston. “Cuando terminó el estudio, no encontramos una diferencia significativa entre los dos grupos, independientemente de la edad, el sexo, la raza o el origen étnico“.

La investigación se publicó la semana pasada en la revista New England Journal of Medicine, y se presentó durante la reunión de la American Diabetes Association, en San Francisco.

 

Vía: Health Day News