La picazón en la piel puede ser muy incómoda. Ahora, un estudio reveló que es un problema común en las personas con enfermedad renal crónica, incluso en aquellas que no se someten a diálisis.

Uno de los objetivos principales del manejo de la enfermedad crónica es aliviar los síntomas; sin embargo, esto solo es posible cuando somos conscientes del sufrimiento de los pacientes“, destacó la autora del estudio, la doctora Nidhi Sukul, nefróloga de la Universidad de Michigan, Estados Unidos.

El estudio incluyó a más de 3,700 pacientes con enfermedad renal crónica de moderada a grave que no estaban en diálisis, originarios de Estados Unidos, Brasil y Francia.

En general, casi una cuarta parte tenía picazón en la piel (prurito). Era más común entre los pacientes mayores, las mujeres, las personas con enfermedad renal más avanzada y las que tenían enfermedad pulmonar, diabetes y depresión.

Los pacientes con picazón en la piel reportaron peor calidad de vida física y mental. También eran más propensos a tener problemas de sueño y depresión. Cuanto más extrema sea su picazón, peor serán estos problemas.

Los resultados del estudio se publicaron recientemente en la revista clínica de la Sociedad Americana de Nefrología.

Esta investigación nos brinda una visión internacional única de lo importante que es preguntar a nuestros pacientes con enfermedad renal crónica si están afectados por el prurito y de qué manera“, señaló Sukul en un comunicado de prensa de la revista.

La experta dijo que se ha demostrado que algunos medicamentos mejoran los síntomas relacionados con el prurito en un porcentaje sustancial de pacientes.

Pero incluso si no tenemos un tratamiento universalmente eficaz para el prurito, reconocer que este afecta a nuestros pacientes y afecta su calidad de vida los hará sentir escuchados y mejorará la relación médico-paciente al discutir los enfoques que pueden ayudar a brindar alivio“, agregó Sukul.

 

Vía: Health Day News