Una investigación publicada en la revista JAMA, realizada por investigadores de la Universidad de Yale (Estados Unidos), analizó recientemente las tendencias en las tasas de hospitalización y mortalidad para las personas que sufren embolia pulmonar, y sus resultados permitirían mejorar la atención de estos pacientes.

Recordemos que la embolia pulmonar es una condición potencialmente mortal, en la que los coágulos de sangre migran hacia las arterias de los pulmones, con el riesgo de que ocurra una mayor presión en el lado derecho del corazón, así como problemas respiratorios e incluso la muerte.

En años recientes, se han producido avances significativos en la tecnología utilizada para diagnosticar y manejar a los pacientes con embolia pulmonar, destacó Behnood Bikdeli, autor principal del estudio e investigador del Centro de Investigación y Evaluación de Resultados de Yale.

Solía ​​ser difícil para los médicos evaluar la embolia pulmonar y confirmar el diagnóstico. Sin embargo, varios estudios en las últimas dos décadas condujeron al desarrollo de algoritmos clínicos que permiten identificar a los pacientes para realizar más pruebas. Dichos algoritmos clínicos y la disponibilidad de la tomografía computarizada también han facilitado el diagnóstico preciso de la embolia pulmonar“, indicó Bikdeli.

La tomografía computarizada, o TC, es una prueba de diagnóstico por imágenes que utiliza equipos de rayos X para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo.

El nuevo estudio analizó datos de beneficiarios del programa Medicare de Estados Unidos que tenían 65 años o más de edad y a quienes se les dio un diagnóstico de alta hospitalaria de embolia pulmonar entre 1999 y 2015. Bikdeli y sus coautores descubrieron que, aunque las tasas de hospitalización para pacientes con la afección aumentaron, las tasas de reingreso así como las tasas de mortalidad mensual a corto plazo y de un año, disminuyeron.

El experto subrayó que el desarrollo de la angiografía pulmonar tomográfica computarizada (CTPA, por sus siglas en inglés) podría explicar estas tendencias.

La CTPA es un tipo de TC específicamente enfocada a obtener imágenes de las arterias pulmonares y a diagnosticar la embolia pulmonar. Los resultados de la investigación pueden explicarse por el uso generalizado de CTPA, que también puede identificar émbolos pulmonares más pequeños, mencionaron los investigadores. A su vez, los hallazgos son consistentes con otros datos y reflejarían una mejora general tanto en la puntualidad de los diagnósticos como en la atención a pacientes con embolia pulmonar, agregaron.

Bikdeli aseguró que, aunque la disminución de la mortalidad y las tasas de reingreso son tranquilizadoras ante la mejora de las herramientas de diagnóstico y manejo, se requieren más estudios para determinar las causas exactas de estas tendencias. Si bien la embolia pulmonar puede tener consecuencias fatales, en muchos casos es prevenible o tratable, por lo que el monitoreo de las tendencias es crítico, concluyó.

 

Vía: Yale News