Un estudio reciente encontró que los médicos de las salas de emergencia de Estados Unidos recetan antibióticos a los bebés con bronquiolitis, una infección viral común en los pulmones, lo que va en contra de las recomendaciones emitidas hace más de una década.

La bronquiolitis es la principal causa de hospitalización para los bebés estadounidenses durante su primer año de vida. En la bronquiolitis, las vías respiratorias pequeñas (bronquiolos) del pulmón se inflaman y congestionan, generalmente debido a un virus. Los antibióticos no son efectivos contra los virus.

Una guía de la Academia Americana de Pediatría (APA) del 2006 recomienda no usar antibióticos para la bronquiolitis en niños sin una infección bacteriana documentada.

Un análisis de las visitas al departamento de emergencias entre 2007 y 2015 reveló que alrededor del 25 por ciento de los niños menores de 2 años con bronquiolitis recibieron antibióticos recetados, lo que es similar a la tasa que existía antes de la creación de la guía de la APA.

De los bebés que recibieron antibióticos para la bronquiolitis durante el período de estudio, el 70 por ciento no tenía infección bacteriana documentada, según el nuevo trabajo publicado el 17 de enero en la revista Journal of the Pediatric Infectious Diseases Society.

Pero los antibióticos tienen inconvenientes. De acuerdo con un estudio previo, sus efectos secundarios provocan alrededor de 70,000 visitas infantiles al departamento de emergencias del país norteamericano.

Y su uso inadecuado también contribuye al desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos, que pueden causar infecciones que son más difíciles de tratar y se han vuelto una amenaza creciente para la salud pública.

Las intervenciones dirigidas a reducir la prescripción inadecuada entre los clínicos son esenciales“, dijo el doctor Brett Burstein, autor principal del estudio y profesor asistente de medicina de emergencia en el Centro de Salud de la Universidad McGill, en Montreal, Canadá.

Pero al mismo tiempo, informar al público en general sobre las posibles consecuencias posteriores y por qué es importante no tratar en exceso las condiciones virales es igual de importante“, agregó.

La investigación también descubrió que los niños con bronquiolitis que fueron atendidos en departamentos de emergencia que no estaban ubicados en hospitales de enseñanza u hospitales pediátricos tenían más probabilidades de que se les recetaran antibióticos.

 

Vía: Health Day News