Según un grupo de investigadores, los pulmones gravemente dañados podrían regenerarse para que sean adecuados para una cirugía de trasplante.

Recordemos que un trasplante es el único tratamiento que puede salvar las vidas de las personas con enfermedad pulmonar en etapa terminal, pero desafortunadamente, los órganos de donantes escasean.

Hasta el 80 por ciento de los pulmones provenientes de donantes son rechazados debido a lesiones graves pero potencialmente reversibles. Los investigadores esperan aumentar el suministro de pulmones disponibles para trasplante mediante la recuperación de estos órganos, que por el momento no son adecuados para uso clínico.

«Durante siete años, hemos trabajado diligentemente en el desarrollo de nuevas tecnologías para el mantenimiento y la recuperación de los órganos de los donantes«, dijo Gordana Vunjak-Novakovic, coautora líder del estudio y profesora de ingeniería biomédica y ciencias médicas en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

«Este documento representa la culminación de varios estudios de bioingeniería pulmonar que se han convertido en un sistema capaz de recuperar los pulmones gravemente dañados«, destacó Vunjak-Novakovic en un comunicado de prensa de la universidad.

Los métodos actuales de apoyo pulmonar de un donante se limitan a entre seis y ocho horas: muy poco tiempo para regenerar un pulmón lesionado y mejorar su función.

En el nuevo estudio, publicado recientemente en la revista Nature Communications, los investigadores crearon una plataforma de circulación cruzada que mantenía la viabilidad y la función del pulmón donante y la estabilidad del receptor durante 36 a 56 horas.

El equipo también desarrolló nuevas formas no invasivas para evaluar el pulmón en regeneración.

Los científicos probaron su plataforma, junto con las terapias convencionales y los nuevos diagnósticos, en pulmones afectados por aspiración gástrica, la lesión más común que conduce al rechazo de los pulmones de los donantes.

Esta ocurre cuando el material del estómago entra en el tracto respiratorio, causando un daño severo que hace que el pulmón sea inaceptable para el trasplante.

La nueva investigación sugiere que los pulmones lesionados por aspiración gástrica pueden mantenerse fuera del cuerpo durante varios días, someterse a un tratamiento repetido y mostrar evidencia de regeneración celular y función mejorada.

Los pulmones regenerados en esta plataforma cumplieron con todos los criterios para trasplante, aseguraron los especialistas.

«Ahora tenemos el equipo y la tecnología para trasladar esta investigación a los pacientes, al hacer que haya más pulmones de donantes disponibles para trasplante«, apuntó Vunjak-Novakovic.

El siguiente paso es evaluar el funcionamiento de los pulmones regenerados después de trasplantarlos, así como su seguridad, en un estudio con animales grandes.

Los investigadores señalaron que esta plataforma de circulación cruzada podría usarse para investigar la regeneración de otros órganos dañados, como corazones, riñones e hígados, a fin de aumentar el número disponible para trasplante.

 

Vía: Health Day News