Nuestros cerebros son notoriamente malos en cuanto a regenerar células que se han perdido por lesiones o enfermedades. Aunque las terapias que utilizan células madre neurales (NSC) tienen potencial para reemplazar las células perdidas, los científicos necesitan entender mejor cómo se comportan las NSC en el cerebro para desarrollar tratamientos efectivos.

Ahora, una investigación dirigida por la Universidad de Plymouth y publicada en la revista Cell Reports, arroja nueva luz sobre los mecanismos utilizados por las NSC para «despertar», pasando de su estado de inactividad habitual a uno de acción.

Las NSC producen neuronas (células nerviosas) y células gliales circundantes en el cerebro. El comprender cómo funcionan las NSC podría allanar el camino para que las terapias aceleren la regeneración de las neuronas y las células gliales.

El nuevo estudio, realizado con moscas de la fruta (Drosophila melanogaster), muestra que las moléculas que forman un complejo llamado STRIPAK son esenciales para promover la reactivación en las NSC. STRIPAK (fosfatasa y quinasa que interactúan con la estriatina) se encuentra en organismos que van desde los hongos hasta los humanos, y el equipo lo descubrió al comparar los mensajes genéticos de NSC inactivos y reactivados en cerebros de moscas vivas.

Después, los científicos descubrieron que los componentes de STRIPAK actúan como un interruptor para «apagar» la inactividad y «encender» la reactivación.

La doctora Claudia Barros, del Instituto de Medicina Traslacional y Estratificada de la Universidad de Plymouth y autora principal del estudio, reconoció que aún queda un largo camino por recorrer hasta que dichos hallazgos se puedan traducir en tratamientos para los humanos. No obstante, explicó el significado del nuevo trabajo:

«Se sabe muy poco sobre cómo las células madre neurales coordinan las señales para activarse y dirigir la producción de más células cerebrales«, comentó. «Estas células madre duran toda la vida, principalmente en un estado latente, por lo que aprender cómo funcionan es fundamental para nuestra comprensión de la regeneración celular.

«Este estudio revela que las moléculas de STRIPAK son esenciales para habilitar la reactivación en las NSC, y estamos muy satisfechos con los resultados. Pero solo estamos al principio. Estamos trabajando para ampliar nuestros hallazgos y acercarnos más al día en que las células madre neurales humanas puedan controlarse y usarse de manera eficiente para facilitar la reparación del daño cerebral, o incluso prevenir el crecimiento del cáncer cerebral, que es alimentado por células similares a células madre«.

 

Vía: EurekAlert! – American Association for the Advancement of Science