Investigadores de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, demostraron que cuando las células senescentes —también conocidas como “células zombi”— se eliminan del tejido adiposo en ratones con obesidad, la gravedad de la diabetes y un rango de sus causas o consecuencias disminuyen o desaparecen. Los hallazgos se publicaron recientemente en la revista Aging Cell.

La inflamación y la disfunción del tejido graso causan algo de resistencia a la insulina en personas con obesidad. En muchos casos, esa disfunción es causada por células zombi que ya han demostrado ser responsables de varias condiciones relacionadas con el envejecimiento y la enfermedad, incluida la osteoporosis, la debilidad muscular, la degeneración de los nervios y la enfermedad cardíaca. Estas células también se acumulan en los tejidos grasos de personas con obesidad y diabetes, así como en ratones con dichas condiciones.

En este estudio, los investigadores, utilizando ratones modificados genéticamente y ratones de tipo salvaje (normal), eliminaron las células zombi de dos maneras: causando la muerte celular mediada genéticamente y administrando una combinación de fármacos senolíticos. Los fármacos senolíticos matan selectivamente las células senescentes pero no las células normales. El resultado: los niveles de glucosa y la sensibilidad a la insulina mejoraron. Los ratones también mostraron una disminución en los factores inflamatorios y un retorno a la función normal de las células grasas.

Los medicamentos senolíticos también impulsaron la mejora de la función renal y cardíaca, las cuales son complicaciones comunes de la diabetes.

Nuestros hallazgos muestran que las células senescentes son una causa de la inflamación relacionada con la obesidad y la disfunción metabólica, y que los medicamentos senolíticos son prometedores como tratamiento de estas afecciones y sus complicaciones, incluyendo la diabetes“, dijo el doctor James Kirkland, autor principal del artículo y director del Centro de Envejecimiento Robert y Arlene Kogod de la Clínica Mayo.

 

Vía: Mayo Clinic