De acuerdo con un estudio publicado en la revista Neurology, padecer migraña no es ya lo suficientemente malo, pues una de cada 10 personas que sufren estos dolores de cabeza también experimentan dolor facial.

El trabajo incluyó a más de 2,900 personas con dolores de cabeza primarios. Estos no son causados ​​por otra afección e incluyen a la migraña y a los dolores de cabeza en racimo. Los participantes respondieron cuestionarios sobre sus dolores de cabeza y sobre cualquier dolor facial que experimentaran.

Personas con problemas dentales que podrían atribuir a estos su dolor facial no fueron incluidas en el estudio.

El diez por ciento de los pacientes dijeron tener dolor facial. Aquellos con hemicránea paroxística, un tipo de dolor de cabeza caracterizado por ataques severos y a menudo cortos en un lado de la cabeza, mostraron la tasa más alta de dolor facial (45%).

Asimismo, el dolor facial afectó al 21% de los pacientes con hemicránea continua (dolor de cabeza con dolor continuo que varía en gravedad); al 20% de aquellos con cefalea neuralgiforme unilateral de corta duración (dolor de cabeza caracterizado por ataques frecuentes en un lado de la cabeza); al 15% de aquellos con cefalea en racimos; y al 2% de los que sufrían migraña, encontraron los investigadores.

Entre aquellos con migraña que experimentaron dolor facial, el 41% experimentó dolor principalmente en la cara. Y entre los pacientes con cefalea en racimos que experimentaron dolor facial, el 31% sintió dolor principalmente en el rostro, halló el estudio.

Seis pacientes registraron dolor facial constante solo en un lado de la cabeza, además de ataques de dolor facial que duraron de 10 a 30 minutos varias veces al día. Este tipo de síndrome de dolor no se había descrito antes, y los investigadores sugirieron llamarlo “dolor facial unilateral constante con ataques adicionales”, informaron los autores en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Neurología.

El dolor facial no ha sido reconocido como un síntoma del dolor de cabeza, y algunas personas terminan esperando mucho tiempo para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados“, lamentó el doctor Arne May, autor del estudio y profesor de neurología en la Universidad de Hamburgo, en Alemania. “Este trabajo muestra que el dolor facial no es infrecuente, y para muchas personas su dolor ocurre principalmente en la cara, no en la cabeza“.

El experto concluyó que para entender mejor estos tipos de dolor facial y, en última instancia, para desarrollar nuevos tratamientos, es crucial que comprendamos más sobre el dolor facial y si representa la misma enfermedad que la migraña, pero localizada en un lugar diferente, o si son dos síndromes distintos.

 

Vía: Health Day News