Científicos del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Adelaida, en Australia, han desarrollado un enfoque de vacunación única para combatir simultáneamente la influenza y las infecciones neumocócicas, las enfermedades respiratorias más mortales del mundo.

Los investigadores indican que una sola vacuna, que combina vacunas de nueva generación que están desarrollando, superará las limitaciones de las vacunas actuales contra la influenza y el neumococo que se usan en todo el mundo.

Publicado en la prestigiosa revista Nature Microbiology, el estudio revela que la nueva vacuna contra el virus de la influenza A en desarrollo (basada en el virus de influenza completamente inactivado) induce una mayor inmunidad de protección cruzada a diferentes cepas de influenza, cuando se administra junto con la nueva clase de vacuna antineumocócica.

Mostraron que la mejora en la inmunidad está asociada con una interacción física directa entre el virus y la bacteria.

Dirigida por el doctor Mohammed Alsharifi y el profesor James Paton, esta última investigación se basa en estudios previos sobre el desarrollo de una nueva clase de vacunas inactivadas que atacan componentes del virus y de la bacteria que no varían de una cepa a otra.

Las vacunas actuales contra la influenza se dirigen a las moléculas de superficie que se ven afectadas por las mutaciones, por lo que se requiere una actualización anual para que coincida con los nuevos virus emergentes. Las vacunas antineumocócicas existentes brindan una protección más duradera, pero cubren solo una minoría de las cepas causantes de enfermedades. Los investigadores afirman que existe una clara necesidad de mejores vacunas capaces de otorgar protección universal.

«La infección por influenza predispone a los pacientes a neumonía neumocócica grave, con tasas de mortalidad muy altas«, dijo el doctor Alsharifi. «A pesar de esta conocida sinergia, las estrategias actuales de vacunación se dirigen a los patógenos individuales.

«Estamos investigando la combinación de nuestras nuevas vacunas contra la influenza y el neumococo en un solo enfoque de vacunación y hemos demostrado una mejora muy significativa de las respuestas inmunitarias contra diversos subtipos de influenza«, agregó.

El trabajo publicado anteriormente de este equipo de expertos muestra un aumento similar en la eficacia de su vacuna neumocócica cuando se administra de forma conjunta con la vacuna contra la gripe, por lo que hay una mejora bidireccional de la inmunidad específica de patógenos.

«Nuestros hallazgos desafían un antiguo dogma inmunológico sobre la mezcla de vacunas virales y bacterianas en una sola inyección«, apuntó Alsharifi.

«El virus de la influenza y el neumococo trabajaron juntos para causar hasta 100 millones de muertes durante la gran pandemia de la gripe española de 1918-1919«, comentó Paton.

«Un siglo después, hemos mostrado una sinergia análoga, pero esta vez muy protectora, con nuestra nueva estrategia de vacunación que se dirige a ambos patógenos simultáneamente«, subrayó.

El desarrollo comercial de la nueva clase de vacunas está siendo concretado por dos compañías de biotecnología asociadas a la Universidad de Adelaide, Gamma Vaccines Pty Ltd y GPN Vaccines Pty Ltd.

 

Vía: University of Adelaide