Según un nuevo estudio publicado en la revista Multiple Sclerosis, la obesidad puede empeorar los síntomas de la esclerosis múltiple (EM), una enfermedad autoinmune que suele producir dolor, rigidez, pérdida de equilibrio y exceso de peso.

Los investigadores evaluaron a 140 pacientes que padecen la forma recurrente-remitente de EM, lo que significa que tienen períodos de ataques (recaídas), seguidos de períodos de remisión sin o con pocos síntomas. De esta forma, encontraron que la obesidad en el momento del diagnóstico se asoció con una discapacidad más grave.

La razón: aumento de la inflamación.

Ante ello, los investigadores analizaron la conexión entre la inflamación y la esclerosis múltiple. Para hacerlo, revisaron y compararon los niveles de inflamación en el sistema nervioso central y los niveles de colesterol y triglicéridos, descubriendo que los pacientes con obesidad tienen niveles más altos de dos proteínas que promueven la inflamación, la interleucina-6 y la leptina, que es producida por las células grasas. Los pacientes con un peso demasiado excesivo ​​también mostraron niveles más bajos de interleucina-13, un agente antiinflamatorio.

Trabajos previos ya habían relacionado el aumento significativo de IL-6 con tener niveles más altos de triglicéridos y colesterol HDL, señalaron los investigadores.

Este estudio confirma que la obesidad está asociada con una mayor gravedad sintomática de la esclerosis múltiple recurrente-remitente“, dijo el doctor Mario Stampanoni Bassi, coautor del estudio y neurólogo del Instituto Neurológico del Mediterráneo en Pozzilli, Italia.

Por lo tanto, nuestros resultados sugieren que el peso corporal excesivo o un perfil lipídico alterado se asocian con un incremento en la inflamación central“, agregó el experto. Esto hace que los síntomas empeoren.

El peso corporal y el colesterol o triglicéridos elevados están implicados en varias afecciones inflamatorias crónicas, y también dependen estrictamente del estilo de vida, subrayó el doctor y coautor Diego Centonze, jefe de neurología de Neuromed.

Seguir estrategias específicas, como una dieta saludable o aumentar la actividad física, puede allanar el camino hacia la posibilidad de mejorar la condición de los pacientes con esclerosis múltiple“, añadió.

 

Vía: Health Day News