De acuerdo con un grupo de investigadores, el cambio climático podría conducir a que más bebés nazcan con defectos cardíacos congénitos.

Concretamente, llegaron a la conclusión de que la exposición a temperaturas más altas produciría hasta 7,000 casos adicionales entre 2025 y 2035 en ocho estados representativos de Estados Unidos: Arkansas, Texas, California, Iowa, Carolina del Norte, Georgia, Nueva York y Utah.

Según el estudio, publicado esta semana en la revista Journal of the American Heart Association, se prevé que el oeste medio, el noreste y el sur de dicho país experimentarán los mayores incrementos porcentuales.

Nuestros hallazgos subrayan el impacto alarmante del cambio climático en la salud humana y resaltan la necesidad de prepararnos mejor para enfrentar el aumento anticipado de una condición compleja, que a menudo requiere atención y seguimiento de por vida“, subrayó la doctora Shao Lin, autora principal del estudio y profesora de salud pública en la Universidad de Albany, en Nueva York.

La especialista dijo que es importante que los médicos aconsejen a las mujeres que están embarazadas o que planean tener un bebé sobre la importancia de evitar el calor extremo, especialmente en las tres a ocho semanas posteriores a la concepción, un momento crítico para el desarrollo fetal.

Si bien investigaciones previas han vinculado la exposición al calor entre las mujeres embarazadas con defectos cardíacos en sus recién nacidos, las causas siguen sin estar claras. Según los autores, varios estudios en animales sugieren que la exposición al calor puede causar la muerte de las células fetales o interferir con algunas proteínas sensibles al calor que son críticas para el desarrollo del feto.

Para el nuevo trabajo, los investigadores utilizaron los pronósticos de cambio climático de la NASA y del Instituto de Estudios Espaciales Goddard, al igual que datos sobre cómo la exposición al calor durante el embarazo afectó el riesgo de defectos congénitos del corazón en los bebés nacidos entre 1997 y 2007.

Los problemas cardíacos congénitos son el defecto hereditario más común en Estados Unidos, y ocurren en aproximadamente 40,000 recién nacidos cada año, señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de ese país.

Nuestros resultados resaltan las formas dramáticas en las que el cambio climático puede afectar la salud humana, y sugieren que la enfermedad cardíaca pediátrica derivada de malformaciones estructurales del corazón puede convertirse en una consecuencia importante del aumento de la temperatura“, enfatizó Wangjian Zhang, autor principal del estudio e investigador posdoctoral en la Universidad de Albany.

 

Vía: Health Day News