En nuevo estudio publicado en la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal), investigadores daneses hallaron que una condición llamada linfopenia, la cual ocasiona niveles bajos de las células sanguíneas llamadas linfocitos, podría ser una advertencia temprana de enfermedad.

Los autores vincularon la afección con un 60% más de riesgo de muerte por cualquier causa durante el período de estudio.

Un recuento bajo de linfocitos también se asoció con un incremento en el riesgo de muerte de 1.5 a 2.8 veces para cáncer, enfermedades cardíacas, enfermedades respiratorias, infecciones y otras causas.

Los resultados son parte de un análisis de datos de más de 108,000 personas en Dinamarca, de entre 20 y 100 años de edad, evaluadas de 2003 a 2015.

Asimismo, la edad avanzada mostró un vínculo con la disminución de los niveles de linfocitos, subrayaron los autores.

Los científicos sugirieron que el vínculo entre la linfopenia y el riesgo de muerte podría deberse a una capacidad reducida del sistema inmunitario para combatir enfermedades graves.

La linfopenia también fungiría como un indicador de fragilidad, lo que aumentaría el riesgo de enfermedad y muerte, apuntaron los autores.

Nuestro estudio reveló que los participantes con linfopenia tenían un alto riesgo de morir por cualquier causa, independientemente de otros factores de riesgo de mortalidad por cualquier causa, incluida la edad“, aseguró el doctor Stig Bojesen, profesor clínico en el Hospital Herlev-Gentofte en Herlev, Dinamarca, junto con sus colegas. 

La linfopenia a menudo se detecta durante los análisis de sangre de rutina, pero los pacientes generalmente no son derivados para seguimiento porque no se conocía su utilidad como predictor de la salud futura, mencionaron los autores.

Los nuevos hallazgos pueden ayudar a los médicos a identificar a las personas en riesgo, agregó el equipo.

Utilizando los riesgos absolutos de 2 años de mortalidad por todas las causas, los médicos pueden identificar a las personas de alto riesgo con linfopenia (por ejemplo, fumadores mayores de 80 años) que podrían beneficiarse de una vigilancia adicional“, concluyó Bojesen.

 

Vía: Health Day News